martes, 29 de noviembre de 2016

[Nuevo Post]: Qué hacer 1 día por la Costa Oeste de Suecia: Petroglifos, Alces y el Pueblo más famoso de Suecia.

   Hace poco estaba en una clase de un Mba que ando realizando, cuando el profesor se puso a comparar el turismo de España con el de Suecia. Nos decía que suele ocurrir que cuando hablamos de viajar a Suecia normalmente uno piensa en visitar Estocolmo o como mucho ver una aurora boreal en la Laponia sueca. Sin duda son unos planes geniales, pero el país ofrece algunas opciones más, y hoy les propongo darse una vuelta por una de estas opciones menos frecuentada por el turismo extranjero: La zona sur-oeste del país, una parte llena de historia, curiosidades y pueblos con encanto. Al final del post tenéis un plano con la ruta realizada.

   Y para ello voy a empezar este recorrido retrocediendo muchos años en la historia de Suecia, en concreto me voy hasta la Edad de Bronce Nórdica ( que ocupa desde el 1.800 ac al 500 ac). A pesar de que estos hombres desconocían la escritura y ni siquiera tenían internet (los pobres¡¡), hoy sabemos mucho acerca de sus vidas gracias a que nos dejaron, entre otras cosas, unos dibujos grabados en la roca que han perdurados hasta nuestros días: Los Petroglifos.

   Aunque hoy se han pintado de rojo o blanco para que los veamos mejor, hecho que ha provocado el mosqueo de algunos arqueólogos, lo cierto es que no se sabe si estaban o no pintados. En lo que sí hay consenso es que se trata de representaciones de un claro carácter religioso y que la zona donde son más abundante es en la región sueca de Tanum, donde la cantidad y calidad de petroglifos es tal que está delcarada Patrimonio de la Humanidad de la Unesco desde 1994.

   En medio de la región (que ocupa unos 45 km cuadrados) y abarca más de 510 rocas grabadas, hay un museo que explica cómo era el día a día de estos hombres y mujeres de la Edad de Bronce. Se trata del Museo Vitlycke y lo mejor de todo es que es gratis y tiene parking, lo malo es que la información no está en castellano (sólo sueco e inglés) y hay que tener en cuenta que abren hasta las 18h...en verano, el resto del año hasta las 16h (esto es conciliación familiar y no lo nuestro).

   En el museo podrán informarse de los petroglifos para después verlos en primera mano dando un paseo al aire libre por la zona. Por ejemplo, uno de los grabados más famoso es el que representa probablemente al beso más antiguo del mundo y que está a unos 200 metros del museo en una losa de unos 22 metros de ancho por 7 de alto llamada Vitlycke.

   Cuando vi este grabado por primera vez pensé que se trataba de un beso entre Jar Jar Binks y Obi Wan con su "espada laser activada", pero resultó que se trata de dos novios dándose un piquito, pudiendo ser esta escena la representación de una boda (osea el típico álbum fotográfico). El motivo por el cual se cree esto es que justo al lado hay otra figura pero mucho más grande (lo cual da a entender que se trataba de alguien importante en la comunidad o quizás un Dios), que parece que le está dando su bendición a la feliz pareja...

   ...eso sí, blandiendo un hacha. Al fin y al cabo es lo más normal del mundo, darse un besito al lado de un señor que te duplica en tamaño y que está sosteniendo lo que en su época era un arma de destrucción masiva justo encima de la cabeza de los novios.

   Mi teoría es que ni bendición ni leches, que se trata en realidad del ex novio de la chica y que cuando el hechicero o el brujo dijo eso de "si alguien tiene algo que decir que saque el hacha ahora o calle para siempre" este señor dijo "se van a enterar...". Además si se fijan también tiene el "sable láser activado"...que lo del novio es normal, pero lo de este ya es para que se lo hagan mirar...digo yo que en esa época gastaban poco en viagra.

    Bromas aparte, uno de los elemento que más aparece en los grabados son los barcos. La mayoría de los petroglifos de la zona son barcos, barcos y más barcos...

   Si se fijan en la imagen, en la parte de arriba pueden ver a nuestros novios, luego hay varias figuras humanas, sobre todo hombres todo ellos muy viriles, y finalmente lo que más destaca son los barcos. Estas naves no parecen muy diferente al los que utilizarían los Vikingos más de 1.000 años después, pero la verdad es que esta "obsesión" por los barcos no es algo sorprendente.

  Tienen que tener en cuenta que la pesca era parte fundamental de su dieta, además el barco era su principal medio de transporte por lo que eran grandes navegantes a pesar de que el mar nórdico es salvaje y no serían infrecuente los hundimientos y ahogamientos por lo que es posible que estas marcas en la piedra estén buscando la protección divina para una buena travesía o pesca. Otra versión sugiere que para estos hombres los barco son la forma de viajar en la otra vida después de la muerte, algo parecido a lo que pensaban los griegos o los romanos.

   Sabiendo estos datos, resulta cuanto menos curioso pensar que este sitio está a unos 10 kilómetros de la costa. Si la pesca era su principal medio de vida ¿por qué vivían tan alejado de la costa cuando podrían hacerlo mucho más cerca, más sabiendo que no tenían problemas urbanísticos?, y la sorprendente respuesta es que realmente no lo hacían, ellos vivían al lado del mar, lo que ocurre es que el nivel del mar ha bajado unos 25 metros desde entonces y la costa se ha ido alejando.

   Queda claro pues la importancia del mar para estas personas, y sin embargo hay una figura que aparece en la piedra todavía más frecuentemente que los barcos. Y estas marcas son los puntos o cúpulas...


   ...estos puntos aparecen por todas partes y de forma bastante aleatoria. Realmente no tenemos ni idea de por qué lo hacían. Alguna veces los puntos parecen estar alineado como si sirvieran para separar diferentes escenas de la roca, otras veces parecen que forman constelaciones, hay quienes aseguran que representan al sol, la luna, las estrellas o incluso las gotas de agua de lluvia. Para otros son marcas que se hacían en rocas sagradas para mezclar el polvo con el forraje del ganado o los alimentos y favorecer así la fertilidad...

   Por ejemplo,en la foto de arriba pueden ver a una figura (por cierto sin pene...que cosa más rara) que sostiene 29 cúpulas. En este caso se cree que este hombre es una especie de "calendario" y que cada cúpula puede representa un día. Para mí este hombre es un malabarista del copón, teniendo en cuenta que puede levantar 29 pelotas con una sola mano ya que es manco, mientras a la vez da toques a una pelota con los pies...una especie de SuperMessi del pasado...jajaja.

   En fin, además de puntos y barcos, las figuras representan a hombres, mujeres y dioses, también se ven animales como la ballenas, pájaros, ciervos, serpientes, caballos o toros, y a objetos como hachas, escudos, espadas o lanzas. Si están interesado les puedo pasar alguna foto en concreto.

   Sin embargo hay algo que parece que ellos no querían mostrar en la piedra..sus hogares y sus métodos de caza. Por suerte para nosotros los arqueólogos saben perfectamente cómo eran sus vivienda, y en el Museo Vitlycke pueden pasearse por la reconstrucción una granja de la Edad de Bronce...

   Esta parte del museo es la que más suele gustar a los niños ya que se suelen hacer demostraciones de artesanía, guías y tours, tiro con arco, etc. Aquí podrán ver dos grandes casas, una de principios de la Edad de Bronce y otra de finales para ver la evolución.

   Es curioso ver como apenas cambiaron durante más de mil año, salvo en pequeños detalles..
.

   Eran casas largas ya que toda la familia, incluido varias generaciones vivían bajo un mismo techo y sin separación de muros (intimidad off¡¡¡). Tenían en el centro una zona habilitada para el fuego con un ingenioso sistema para evacuar el humo sin que se ahoguara el fuego en caso de lluvia, y aunque precisamente sorprende el fuerte olor a madera quemada que notas nada más entrar en las casas, supongo que en realidad era de agradecer teniendo en cuenta el olor a tigre que debía de haber en un espacio reducido que compartían entre 10 y 12 personas no muy higiénicas, y más si tenemos en cuenta que también recogían a sus animales doméstico en el interior de las casas por la noche, tanto como medida de protección frente a ladrones o animales salvajes, como por método de "calefacción animal".

   Una diferencia entre las casas de principios de la Edad de Bronce y las de finales es precisamente que los animales siguen durmiendo en el interior de las mismas pero se crea una separación entre humanos y animales mediante pequeños establos...

   Por el camino hacía las casas verán una pequeña parcela cultivada con especies que existían en aquella época en esta zona, pero que algunas de ellas ya no son tan comunes en los bosques suecos. Hay que tener en cuenta que el clima de esta región en la Edad de Bronce es parecido al que hay hoy en día en el sur de Francia, mucho más templado que el actual y además vivían al lado del mar que siempre suaviza algo la temperatura.

   También pueden ver una granja de la Edad de Bronce, es curioso que los granjeros de esa época tenían sobre todo cerdos. Si la cosa no les iba mal podían tener incluso cabras o vacas, pero los caballos sólo era para los verdaderamente ricos. Lo que no había curiosamente eran aves domésticas.

   Para finalizar, detrás de la granja pueden darse un paseo por un bosque que han ido acondicionando con distintas especies de la época y un sendero para recorrerlo sin problemas. Hay incluso una isla donde han puesto ídolos y símbolos que señalan que es un lugar para celebrar rituales sagrados.

   Si recorren el sendero podrán ver también árboles considerados sagrados, algunas especies para recolectar como setas y diversos métodos ingeniosos para la caza de animales salvajes como ciervos...

  O esta curiosa trampa para zorros que consiste básicamente en un tronco al que le hacen una o varias hendiduras y clavan un pájaro u otro animal en la punta. El zorro pega un salto para intentar atrapar el cebo pero su pata queda atrapada en la hendidura y muere.

    Como ven, al final uno sale bastante instruido de este museo, así que la parte cultural del día la doy por terminada y si os parece bien os propongo algo más divertido y curioso, como por ejemplo ¿qué tal una visita a una rancho de Alces?

   A 40 minutos en coche del Museo Vitlycke podrán encontrar el Parque de Alces "Dalslands Moose Ranch" en la localidad de Dals Ed, uno de los muchos lugares en Suecia donde pueden conocer de primera mano a estos impresionantes animales. Sí nunca los han visto de cerca, es una experiencia que os recomiendo al 100%, ya sea aquí o en cualquier otro lugar donde puedan acercarse y tocarlos.

   Lo primero que deben saber de los Alces es que en Suecia a estos animales los llaman el "Rey del Bosque" y ya os digo yo que el nombre se queda corto, porque un ejemplar adulto puede alcanzar los 700 kg...vamos tanto o más que un ejemplar de nuestros Toros.

   El Alce es de hecho el ciervo más grande del mundo pudiendo alcanzar los 2 metros de altura, pero a diferencia del resto de especies de ciervos, que buscan la protección en el grupo, los alces debido a su enorme tamaño y sus poderosas astas son seres solitarios, con la excepción del fuerte vínculo madre y cría que dura aproximadamente un año. Otra diferencia que tiene con respecto al resto de ciervos es que son excelentes nadadores e incluso son capaces de alimentarse debajo del agua.

   Por suerte para nosotros, o mejor dicho para los escandinavos, estos animales son vegetarianos. En el parque engullían cubos de patatas enteros como si fueran palomitas de maíz...

   Las astas de los alces machos pueden llegar a pesar hasta 20 kilos y todos los años se desprenden y vuelven a crecer, esto significa que las astas del alce es el tejido animal que crece más rápido a una velocidad de 2,5 cm al día. Además son muy sensibles y el alce es capaz de detectar a una mosca que se pose en el asta, por suerte, y aunque el asta sean un arma de defensa-ataque formidable, normalmente son seres tímidos que no buscan "bronca"...salvo si se emborrachan accidentalmente o si se trata de una madre en época de cría.

   Este último caso no es para tomárselo a bromas, veréis, una madre alce no dudará en atacar a cualquiera que considere un peligro para su cría y de hecho hay países, como Canadá, donde el animal que más persona mata es el alce, por encima de otros con peor fama como los lobos o el oso. Hay que ser un verdadero loco...o quizás un héroe para meter la mano en la boca de un bicho tan fiero...jeje...

   Fuera de bromas, lo cierto es que en Suecia y en toda escandinavia los alces han aprendido a vivir en libertad muy cerquita de las zonas urbanas, y esto es un verdadero problema sobre todo por los accidentes de tráfico. No es lo mismo un accidente con un reno, un venado o un ciervo común que uno con un alce adulto donde la diferencia está en la altura de estos y en sus volumen que hacen que en caso de colisión el cuerpo del alce, que os recuerdo que puede ser de 700 kg, puede llegar a penetrar en el habitáculo del coche con consecuencias fatales.

    El problema es tan serio que en Suecia establecieron el "Test o Prueba del Alce" para garantizar la seguridad en los automóviles. Esta prueba consiste básicamente en someter a los coches a la aparición repentina de un gran obstáculo que obligaría al conductor a dar un rápido volantazo para esquivar y otro para volver a la trayectoria original antes de colisionar con los vehículos que vienen por la otra vía. Aunque pudiera parecer una tontería, este test es un verdadero quebradero de cabeza para los constructores de automóviles que muchas veces no han logrado superarlo y se ven obligados a invertir gran cantidad de dinero para corregir estos fallos en altura, estabilidad, tracción, suspensión o antivuelcos del vehículo.

   Por ejemplo, en 1997, la revista "Tekniken Värld" impulsora del Test del Alce, estaba realizando la prueba a la entonces pionera Clase A de Mercedes cuando sucedió lo impensable. El coche literalmente volcó haciendo la prueba...Imaginaos la cara que se les quedaría en Mercedes cuando su coche "del futuro", del que habían alabado sobre todo por su seguridad, salió volando en el test. Fue un golpe a la marca brutal y tuvieron que reaccionar rápidamente rediseñando el vehículo e invirtiendo mucho en marketing. El caso es que a partir de entonces todos los fabricantes someten sus coches a este temido test y más de un modelo acaba igual que el Clase A.

   No obstante no se preocupen, hoy día los fabricantes saben como ganar al Test, incluso hay quien va tan "sobrao" que hace incluso se lo toman a guasa...

  Ala, a tomar por....el Alce, jejeje. Es probable que ustedes estén pensando que todo este rollo del alce ni os va ni os viene, al fin de cuentas no hay alces en España, pero lo cierto es que el alce puede ser una vaca, un perro, o Dios no lo quiera, un niño cruzando la carretera y es fundamental que el coche reaccione rápidamente y correctamente.

  Por cierto, yo sólo he conducido por las carreteras suecas 4 días en toda mi vida hasta la fecha, pues bien, una noche estaba regresando al hotel tras una jornada disfrutando del país cuando, ¿adivinen qué bicho se me cruzó justo delante? efectivamente, una gigantesca mama alce y su cría. Por suerte, no tuve que probar si el coche de alquiler había superado o no el test del alce ya que, como estaba apunto de llegar, iba lo suficientemente lento para frenar y que el alce y la cría terminaran de pasar a su ritmo. Eso sí, el susto inicial de ver una cosa gigante justo delante y el recuerdo agradable del encuentro ( a "alces ya pasado" claro está) me lo quedaré para siempre en la memoria.

   Queda claro pues la peligrosidad del encuentro con un alce, por ello si circulan por las carreteras suecas es más que probable que vean la típica señal de "Cuidado Alce" que se ha convertido en todo un símbolo para el país.

  Pero por lo que más quieran, no sean bestias y no se les ocurra llevarse la señal de recuerdo, no vayan a enfadar a estas hermosas criaturas.

   Dejemos tranquilos ya a los alces y si les apetece podemos pasar la tarde en uno de los pueblos costeros más bonitos y conocidos de Suecia, Fjällbacka.

   Este pequeño pueblo de pescadores cuenta con apenas mil habitantes en invierno, pero en verano llegan a los 20 mil habitantes atraídos por su belleza natural pero también por su historia. Y es que, por ejemplo, en Fjällbacka vivió durante mucho tiempo la actriz ganadora de 3 Oscar, Ingrid Bergman. Bueno en realidad Ingrid tenía su vivienda en una isla cerca del pueblo de sus amores, en Dannholmen pero solía ir con mucha frecuencia a hacer compras o tomarse un café al pueblo.

   Ingrid Bergman visitó Fjällbacka en 1958 y básicamente, se enamoró del lugar. El romance entre el pueblo y la actriz era tal, que ella no dudaba en calificar a Fjällbacka como su lugar especial en la Tierra, mientras que los vecinos del pueblo también la querían mucho ya que la consideraban una persona humilde con los pies en el suelo, pese a su fama. Así, el pueblo ha dedicado una plaza a su ilustre invitada en cuyo centro podemos ver un busto de Ingrid Bergman sobre granito traído de Dannholmen y mirando en dirección a la isla.

   Una de las peculiaridades del pueblo es que está embutido entre una gran peña y el mar, de hecho, Fjällbacka significa "la espalda de la montaña". Quizás sea algo exagerado llamar montaña a esa pared vertical, pero lo cierto es que su presencia le da un aire diferente al pueblo. Además la gran roca está agrietada y tiene un cañón natural por el cual es posible acceder a lo más alto.

   Una vez en lo alto de la "montaña", a unos 76 metros sobre el nivel del mar, las vistas son muy chulas pero abríguense bien que seguro que hace rasca. Yo lo visité en verano y hacía bastante frío, ni me imagino como será en invierno...

   Otro de los atractivos del pueblo son sus buzones decorados. No sé de dónde viene esta tradición, pero en muchos vecinos de la zona transforma sus buzones de correo en verdadera obras de artes. Si quieren ver algunos de estos buzones customizados pinchen en este post.

   Pero la verdad es que la mayoría de turistas no vienen aquí buscando a Ingrid Bergmad o los buzones de colores, la mayoría vienen para conocer el pueblo más novelero de Suecia y es que en este paradisíaco lugar transcurre muchos de los acontecimientos ideados por Camilla Läckberg.

   Resulta curioso que Camilla Läckberg ambiente sus novelas de asesinatos en el pueblo donde nació y se crío, más sabiendo que en este idílico lugar nunca han sucedido hechos tan macabros como los que describe en sus libros, sin embargo parece que ha dado en el clavo ya que sus relatos entran casi siempre en la lista de superventas de Suecia y se ha convertido en la escritora de más éxito del país escandinavo con más de 12 millones de libros vendidos en todo el mundo.

   Sin duda, haber "llenado" el pueblo de asesinatos le ha salido muy rentable a Läckberg y al propio pueblo, más aun desde que se popularizó la serie ambientado en sus libros "Los crímenes de Fjällbacka"...



   Resulta imposible, si han leído los libros o visto la serie no intentar buscar los lugares que aparecen en los mismos, como el cañón que os mencionaba antes o el edificio más emblemático de todo el pueblo, su iglesia de finales del XIX donde se casan los protagonistas de los libros, pero donde también donde suceden otros hechos oscuros...

   y no me olvido de su cementerio donde se produce el final de "Las huellas imborrables"...


...y yo aquí de noche...que yuyu...mejor me las piro ya. Ha sido un día completo visitando runas antiguas, animales exóticos y un pueblo con un encanto irresistible, espero que les haya gustado. Como siempre les dejo el mapa con los lugares visitados.


 Un saludo

martes, 15 de noviembre de 2016

Ruta de 1 día descubriendo las Curiosidades y Secretos de Sevilla (Parte 2/2)

   Hace unos días publicaba la Parte I de mi  Ruta de 1 día descubriendo las curiosidades y secretos de Sevilla y en el que abarcaba aproximadamente desde el desayuno hasta la hora del tapeo/cervecita del mediodía. Como es lógico recomiendo que se lean primero dicha entrada (Parte I) antes que esta que nos ocupa hoy, sin embargo en el fondo no son incompatibles así que pueden hacer lo que les apetezca...como siempre vaya jeje.

   Pues bien, en la primera parte de la ruta nos habíamos quedado en un bar/terracita descansando un poco del paseo mañanero, así que una vez descansado vamos al lío con esta segunda parte en la que nos daremos un bonito paseo por el Barrio Santa Cruz de Sevilla hasta la mismísima Catedral de Sevilla con su famosa Giralda.

   Pero antes de eso vamos a ir en primer lugar a la Plaza de los Refinadores que está muy cerquita de la zona de bares donde acabamos la parte I, de todas formas no se preocupen que les dejo el mapa al final del post con la ruta completa. La Plaza en cuestión está situada lejos del centro de la ciudad y era el lugar donde los refinadores realizaban su oficio, que no tenía nada que ver con el petróleo, sino más bien consistía en separar el cuero de la carne de los animales y su curtido. Esta tarea dejaba un olor bastante desagradable, por no hablar de las ratas y aguas pestilentes que acarreaba el oficio, y precisamente por eso debía realizarse lo más alejado posible del centro histórico.

    Dicho esto, ¿cuál es el lugar más alejado del centro pero a su vez protegido? pues obviamente uno pegado a la antigua muralla, y este es el lugar donde se encuentra la plaza. De hecho si buscan un poco, todavía podrán ver algún restos de la muralla que cercaba la ciudad...
Fotografía amablemente cedida por el señor Pablo Rejano del blog Tardes en Sevilla.

   Por cierto, ¿ven en la foto esos agujeros en la muralla? pues un poco más adelante les contaré qué hacen ahí.
   Por su parte, la reja negra que pueden ver en la foto es la que separa hoy en día la plaza de los Refinadores y los Jardines de Murillo.

   La otra curiosidad de la plaza es la estatua que pueden encontrar en el centro de la misma y que representa ni más ni menos que al mismísimo Don Juan Tenorio.
Fotografía amablemente cedida por el señor Pablo Rejano del blog Tardes en Sevilla.

   Si gracias a la literatura y la ópera podemos afirmar que Carmen es la sevillana más universal, algo parecido podríamos afirmar de Don Juan Tenorio. La ciudad debe mucho a ambos y por eso los dos personajes cuentan con un monumento dedicado, al fin y al cabo todo el mundo sabe gracias a Don Juan que: "quien a Sevilla no vio, no vio nunca maravilla, ni quiso irse de Sevilla nadie que en Sevilla entró".

   Es Don Juan tan importante para Sevilla que incluso existe una casa particular en Sevilla que cuenta la historia del Don Juan de Zorrilla en su fachada. Si quieren saber dónde está esa casa y conocer algo más de la historia del mítico ligón les invito a que: pinchen aquí.

   Pero dejemos, aunque sólo sea por un rato a Don Juan, ya que más tarde volveremos con él, para adentrarnos al casco antiguo de Sevilla por la calle Mezquita. Esta estrecha callejuela durante muchos años tuvo muy mala fama, al fin y al cabo terminaba en la plaza de los Refinadores por lo que no era una calle demasiado saludable, por decirles algo. 

   Pero eso es agua pasada, hoy día se llama calle Mezquita en honor a la Mezquita que los musulmanes tenían en donde está la Plaza de la Santa Cruz, que es precisamente nuestro siguiente destino.

   Algo tiene que tener esta plaza para que sea la que le da el nombre a uno de los barrios más bonitos, de hecho para muchos el más bonito de toda Sevilla, el Barrio de Santa Cruz

   Pues bien, a priori podríamos pensar que la plaza recibe el nombre por la Cruz de hierro que pueden ver en el centro de la misma, de hecho esta cruz tiene prácticamente 325 años, sin embargo, el nombre de la plaza y del barrio provienen de una iglesia todavía más antigua que la Cruz y que existió donde hoy está el solar que ocupa la plaza

   Verán ustedes, este ha sido siempre un lugar sagrado. Como saben por el nombre de la anterior calle, aquí estuvo situada una mezquita musulmana, más tarde se construyó en este mismo sitio una sinagoga judía, y en 1391 sobre esa sinagoga se edificó una iglesia católica (un poco más adelante les contaré qué paso en el 1391) que acabó siendo expropiada y destruida por los franceses en 1810, lo cual no deja de ser curioso ya que si se fijan en la foto verán la bandera francesa en el edificio del fondo,que es actualmente el Consulado General del Francia.
   
 Precisamente en su pasado religioso se esconde uno de los secretos de la plaza, y es que en algún lugar desconocido de la misma descansan las cenizas de ilustre pintor realista Esteban Murillo quién voluntariamente solicitó que sus restos descansaran en la Iglesia de la Santa Cruz que fue demolida por los franceses.

   Ya se imaginarán por qué los jardines que visitaron en la Parte I de esta ruta se llaman Jardines de Murillo. Y es que el genial pintor es muy querido en la ciudad y tiene varios monumentos dedicados a su persona, siendo esta placa del 1858 el primero de todos ellos. Además Murillo fue uno de los fundadores de la "Academia de Pintura" en 1660 y que fue a su vez el origen de la actual Real Academia de Bellas Artes de Santa Isabel de Hungría. 

   Otra pequeña curiosidad de la plaza es que si se fijan en el suelo del pequeño jardín elevado donde está la Cruz de Cerrajería podrán encontrar la "Estrella de ocho puntas"...y ¿qué tiene esto de especial?...bueno tendrán que leer este post para descubrirlo: pinchen aquí. Por cierto, este jardín está rodeado de grandes naranjos por lo que hay mucha sombra que proporciona un agradable descanso, sobre todo en el caluroso verano sevillano.

   Hablando de la Cruz de Cerrajería, hay quienes afirman que su nombre original era el de Cruz de la Sierpes o de las Serpientes y es que si hacemos zoom en la Cruz les será fácil ver a los reptiles...

   ...pues bien, resulta que la Cruz estuvo durante sus primeros 150 años en la calle más famosa de la ciudad, la calle Sierpes. Así pues, se da la paradoja de que la Cruz de Cerrajería no da el nombre a la Plaza de la Santa Cruz y sin embargo es posible que sí que diera el nombre a una de las calles más famosa de la ciudad, la calle Sierpes...líos de la vida.

   Abandonemos ya esta plaza que como seguro saben es el lugar donde duerme la Luna...¿cómo?, ¿qué nos tienen ni idea  de lo que les estoy hablando?...bueno, estoy seguro que lo han escuchado cientos de veces pero quizás no han prestado atención a la letra...música maestro...
 
   Sigamos hasta otra plaza situada justo al lado y que está también repleta de curiosidades, la Plaza Alfaro. Precisamente uno de los secretos que oculta esta plaza lo pueden encontrar en esta ventana, y más concretamente en su particular reja de hierro...

...y es que la curiosidad radica en que los barrotes de esta reja no están ni soldados, ni atornillados, ni pegados de ninguna forma sino que están entrelazados como si fuera un tejido. Es de una factura tan complicada que se la conoce como la reja el diablo ya que sólo el demonio pudo haberla forjado y lo cierto es que en el mundo existen muy pocas rejas que usen esta técnica, de hecho en Francia las llaman "las rejas misteriosas".

   En realidad la técnica "humana" para fabricarla se llama punzonazo, no existe datos sobre su origen concreto pero efectivamente es de muy difícil ejecución ya que hay que alternar las barras de la verja cruzando macho y hembras. Os dejo un primer plano para que vean la dificultad de la técnica...

   Por cierto, antes de seguir os diré que trae mala suerte tocar la reja...por si lo estaban pensando, yo por si las moscas no lo he probado.

   Otro secreto de la plaza está en el precioso balcón que podrán ver en el edificio esquina con los Jardines de Murillo. Se trata del famoso balcón de Rosina que inspiró a Beaumarchais para su comedia"El Barbero de Sevilla" en 1775...y que luego daría fama internacional este corto de la Warner..
.

  Ok, esto es un coña, quiénes de verdad proporcionaron fama internacional a la obra fueron Rossini y Sterbini con su famosa ópera estrenada en  1816....ya saben, fígaro, fígaro, fígaro, fígaro, fíiiiigarooo¡¡¡¡

  Sin embargo, aunque el balcón es realmente bello, se construyó más de un siglo después de que Beaumarchais escribiera su obra, de hecho por lo visto el propietario de la casa se basó en "El barbero de Sevilla" para encargar el balcón por lo que en este caso sí que se sabe qué fue antes, si el huevo o la gallina.

   Lo que no es una mera anécdota es la siguiente curiosidad, ¿recuerdan que antes les hablé de los agujeros de la muralla? pues en la plaza Alfaro podrán ver la explicación para los mismos...

   ...y es que como reza el azulejo lo que están viendo son restos de la muralla islámica del siglo XI-XII, siendo esos agujeros los conductos del agua potable que los cristianos añadieron a la muralla para uso del Real Alcazar, algunos edificios de nobles y religiosos de la ciudad y finalmente las fuentes y algún baño público. Eso del agua corriente que hoy no le damos la menor importancia era algo sólo para la clase top...¿se imaginan su vida sin un grifo cerca?..llamadme loco, pero yo prefiero vivir sin smartphone antes que sin un grifo de agua...

Y hablando del agua, adentrémonos en el callejón que está justo al lado de la muralla y que se llama, como no podría se de otro modo, la calle o callejón del agua. Tras unos cuantos pasos verán esta placa en una casa a su derecha...

   ...se trata de un homenaje a Washington Irving quién se alojó unos días en esta casa en su visita al sur de España, por cierto si la puerta está abierta asómense si quieren ver un bonito patio sevillano (esto es extendible a varias casa de este barrio, si están abierto asómense y disfruten). Para los que no conocen a este señor, Irving fue un diplomático que llegó a ser el embajador norteamericano en Madrid y también fue un gran escritor, de hecho fue el primer escritor profesional de éxito en Norteamérica y hoy en día muchas calles y ciudades de su país llevan su nombre.

    Además estaba tan fascinado por la cultura hispano-musulmana que realizó una ruta por la "frontera" entre ambas culturas, es decir una ruta entre Sevilla y Granada en 1829 y hoy en día si viajas por la autovía entre ambas ciudades veréis los carteles de la Ruta de Washington Irving. Este señor atrajo multitud de viajeros a España en general y Andalucía en particular gracias a su visión exótica de nuestra tierra...pero lo realmente importante, y aquí vienen el apunte friki del post, es que fue el inventor de la palabra "Gotham" para referirse a New York.

   Pero dejemos tranquilo al inventor también de la expresión "el todopoderoso dolar" y metámonos por la calle de Justino de Neve, canónigo que fue un buen amigo de Murillo quién incluso le hizo un retrato. Pues bien, se supone que en esta calle nació el mítico Don Juan Tenorio de Zorrilla (ya les avisé antes que volveríamos a saber de este personaje) y esta placa así nos lo recuerda...

   Pero es que además esta calle acaba en la Plaza de los Venerables donde podrán tomarse una tapa y una cervecita en el mismo hostal donde transcurre la primera escena de la obra, la Hostelería el Laurel. Parece increíble que el propio José Zorrilla se alojara en esta misma hostelería mientras escribía su obra más universal, inspirándose en el entorno para ir dando forma a su versión y centrando el acto I del drama en la propia hostelería de Buttarelli...


"-¿La Hostelería del Laurel?
-En ella estáis, caballero
-¿Está en casa el hostelero?
-Estáis hablando con él."

   De hecho hay quien asegura que el propio Don Juan Tenorio está inspirado en un importante vecino de la ciudad llamado Miguel Mañara quién vivió allá por el siglo XVII y que, al igual que el Don Juan Tenorio de Zorrilla tuvo una vida de libertinaje y seducción para terminar arrepintiéndose y cambiando de conducta radicalmente. Aunque claro, la realidad es que poco se sabe de la infancia de Mañara y menos aun de si Zorrilla pudo inspirarse o no en su leyenda.

   Prosigamos nuestro recorrido ahora por la Calle Gloria donde podrán ver un plano del Barrio Santa Cruz en cerámica.  Aprovecho esta circunstancia para contaros algo acerca de la forma de este barrio, veréis, a estas alturas se habrán fijado en que las calles del barrio judío son muy estrechas, con muchos recovecos, vueltas y revueltas. Esto es debido principalmente a que los barrios judíos tenían un espacio limitado, la gente debía aprovechar al máximo el terreno que los cristianos les cedían (y de paso cercaban muchas veces para controlar su población) y por esto la estrechez de las calles y las casas altas. Pero en Sevilla además esta distribución cumple otra función que agradecerán y notarán si visitan en barrio sobre todo en verano, y es que se consigue mucha mas sombra y frescor al evitar que los rayos de sol penetren. Además hay una tercera y triste razón que explican estas calles, y es que como todos sabemos los judíos han sido siempre un pueblo muy perseguido y odiado, con lo cual un "laberinto" puede ser una salvación en caso de ataque...y esto fue precisamente lo que ocurrió en el 1391.

   ¿Recuerdan que les decía que en 1391 se construyó la Iglesia de Santa Cruz sobre una sinagoga?, pues esto ocurrió así por las revueltas antijudías que hubo ese año en muchas ciudades de los reinos cristianos de la península, siendo la primera y más grave de dichas revueltas la que ocurrió aquí. De hecho se calcula que murieron aproximadamente unos 4.000 judíos y los demás o se convirtieron forzosamente o huyeron. Al final, aquí terminó prácticamente la comunidad judía en Sevilla y todo por un alzamiento del populacho (que no militar), mal influenciados por gentes despiadadas en busca de las riquezas de los judíos. La próxima vez que vean una película sobre los nazis y lo malo que fueron, recuerden que nuestros antepasados no fueron hermanitas de la caridad precisamente. Por cierto, hay una leyenda que nos cuenta cómo quisieron vengarse los judíos...pero se la contaré un poco más adelante...

   Mientras tantos pasemos a cosas más alegres y sigamos nuestro recorrido adentrándonos ahora en una pequeña calle a mano izquierda conocida como Calle Pimienta. Se trata de una calle típica del barrio y aunque es muy cortita está cargada de leyendas, en especial en lo referente a su nombre, que cuenta con hasta tres versiones distintas para explicarlo.

   Así pues, existe una leyenda que dice que en esta calle vivía un rico e influyente comerciante judío que siempre aseguraba que Yavéh, en época de hambruna, nunca recurría al árbol de la pimienta (que digo yo que mejor ir a un manzano o un naranjo), y sin embargo un día en su jardín creció un árbol de la pimienta por lo que el comerciante, en señal de respeto le puso ese nombre a la calle.

   Otra leyenda asegura que la calle se llama así porque aquí tenía un comerciante judío una tienda de especias. Las cosas no le iban muy bien al pobre hombre y un día harto de su situación comenzó a blasfemar y culpar a Dios de sus desgracias. En esto, un cristiano que lo escuchó le reprendió por sus palabras y le dijo que la culpa de sus males no era de Dios, sino suya, y que Dios le había dado muchas cosas. El judío arrepentido comprendió el error de sus actos y comenzó a llora. Para asombro de todos, de sus lágrimas surgieron plantas de pimientas y de ahí el nombre de la calle.

   Una versión muy parecida nos cuenta que el comerciante de especias judío estaba triste porque tenía muchas especias para vender, pero no pimienta. Entonces un cristiano le dijo que si tenía fe y rezaba a Dios, este le ayudaría. El judío no le creyó, pero como no tenía nada que perder rezó por la noche, y al día siguiente cuando salió al jardín vio con asombro como  tenía un árbol de la pimienta ya en flor.

   Y para tí ¿cuál es tu versión preferida?. Desde luego la calle Pimienta da mucho juego y no sólo por las leyendas asociadas a su nombre... veréis cuentan que en el año 1328 la reina Doña María de Portugal visitó en esta calle a una hechicera judía para obtener una poción de amor, y poder echarla en la bebida de su marido, el rey Alfonso XI quién tenía una amante llamada Leonor de Guzmán. La verdad, sabiendo que doña María era la prima hermana de Alfonso XI yo también hubiese buscado una "salida"...sin embargo, por una confusión del destino, la pócima la bebió un joven novicio llamado Fernando quien quedó prendado de ¿Doña María?....pues no, también se enamoró de Leonor de Guzmán, así que abandonó sus votos, se metió al ejercito y le pidió su mano en matrimonio al rey..lo normal vaya. Alfonso XI pensó que si accedía a esta petición alejaría las sospechas que tenía toda la corte, a excepción del pobre don Fernando, respecto a sus líos de faldas con doña Leonor, así que bendijo con gusto el matrimonio. Sin embargo el rey y doña Leonor siguieron viéndose en secreto...o no tan secreto,al fin ya al cabo tuvieron hasta 10 vástagos juntos.... Don Fernando supo pronto de los escarceos amorosos de su mujer y, no pudiendo vengarse de su amante,  abandonó las armas y dijo al rey: "Quedaos con vuestra favorita, que yo me vuelvo al convento". Más tarde, en el 1350 tras la muerte de Alfonso XI, a doña María de Portugal le falto tiempo para encarcelar a Leonor de Guzmán y ordenar su ejecución. Tras su venganza, doña María también se encerró en un convento hasta su muerte.

   Como verán es una historia muy triste para todos los implicados, bueno para casi todos que Alfonso XI bien que se puso las botas, pero más triste aun es la leyenda de la siguiente calle que pueden descubrir a su derecha, la Calle Susona.

   Probablemente esta sea la leyenda más conocida del Barrio Santa Cruz y todo ocurrió en 1391...¿le suena la fecha verdad? Después de la despiadada matanza de los judíos, algunos supervivientes tramaron una conspiración para asesinar a varios cristianos poderosos. La conspiración la encabezaba un tal Diego Susón quien tenía una hermosa hija llamada Susona quien a su vez resultaba que tenía como amante a un joven caballero cristiano, cosa que ignoraba su padre.

   Así las cosas, la Susona escuchó los planes conspiratorios de su padre, que incluía la muerte de su amante, y sin pensarlo dos veces se escapó de casa por la noche y puso al tanto del asunto al joven cristiano quién avisó inmediatamente a las autoridades que entraron en el barrio y apresaron a los conspiradores. Al poco tiempo los ejecutaron a todos, incluido a Diego Susón.

   A partir de aquí hay dos versiones, unos aseguran que la Susona atormentada por su traición acudió a la Catedral de Sevilla, donde fue bautizada y entró en un convento hasta que calmó su espíritu y pudo regresar a su casa ya como cristiana hasta su muerte (esta es la versión que pueden leer en el azulejo). Otros aseguran que después de traicionar a su propio padre, su amante la abandonó alegando que una persona así no era de para nada de fiar por lo que volvió a su casa y, odiada como era por el pueblo judío, se quedó en su hogar encerrada hasta su muerte.

   Una vez fallecida en su testamento dejó claro que, como castigo a sus acciones y como aviso a las futuras generaciones, separaran la cabeza de su cuerpo y que la expusieran en la puerta de su casa. Así se hizo durante mucho tiempo hasta que aquello empezó a dar mucha grima y finalmente fue sustituida por un azulejo...

   Precisamente por este macabro motivo esta calle se llamó Calle de la Muerte durante muchos años, pero bueno no se preocupen que antes de abandonar esta calle les contaré un secreto para irse con un buen sabor de boca, y es que  si se dan vuelta podrán ver en una esquina un curioso ejemplar de "palmeranjo", palabra que me acabo de inventar pero que define a una especie arbórea mitad palmera y mitad naranjo ( patente en curso).

   Lo gracioso es que por lo visto los dátiles de la palmera saben a naranja y sin embargo las naranjas del naranjo... pues también saben a naranja...aunque la verdad es que no he tenido el gusto de probar ni lo uno ni lo otro. Por cierto, por si están pensando que en realidad son dos árboles separados os dejo la prueba de que no es así...

   Pero si lo que quieren es ver naranjos típicos sevillanos, una de las plaza más bonitas de toda la ciudad y que además en el siglo XVII fue utilizada como corral de comediasólo tienen que seguir hasta el final de la calle Susona para descubrir la Plaza de Doña Elvira

   Se trata de un rincón muy agradable y fresquito que se agradece enormemente en verano y donde podrán tomarse un refresquito en alguna terraza. Claro que eso si encuentran un sitio libre, cosa que no es tarea fácil ya que, como les comento, es un lugar predilecto dentro del barrio Santa Cruz. Sino siempre podrán descansar un rato en alguno de sus bancos. 

   Mientras descansan un poco les contaré que en esta plaza estaba situada la casa de Don Gonzalo de Ulloa, quien era el padre de la Doña Inés de Ulloa quién a su vez, como saben fue el amor del Don Juan Tenorio de Zorrilla ¿no es cierto, ángel de amor que en esta apartada orilla nació una tal Doña Inés en una casa de Sevilla? vale, la rima tampoco es lo mío pero lo cierto es que según la leyenda Doña Inés nació en esta plaza.

   Ahora bien, la plaza se llama Doña Elvira y no Doña Inés y es que aquí estuvo el palacio y los terrenos de Doña Elvira de Ayala, la hija del famoso Don Pero López de Ayala. Verán ustedes, cuando sucedió la famosa matanza y expropiación de los judíos en 1391 (seguro que ya no olvidan esta fecha), el rey Enrique III era menor de edad y se creó un consejo real que ordenó a este señor la distribución de los terrenos. Y como el que reparte se lleva la mejor parte, le concedió esta zona a su querida hija. Con el tiempo aquí estuvo situado el corral de comedia de Doña Elvira, el favorito por los sevillanos y en el se estrenaron obras de autores hasta entonces desconocidos como un tal Miguel de Cervantes o López de Vega.   

   Bien, una vez reposado y algo más sabios sigamos ahora por la estrecha calle Vida. Se da la curiosidad de que esta calle es paralela a la calle Susona, que como saben durante mucho tiempo se llamo calle de la Muerte. Supongo que la moraleja, si es que hay alguna, es que la Vida y la Muerte son viejas conocidas que se tienen un profundo respecto ya que no existiría la Vida sin la Muerte y al revés, pero que no quieren cruzar sus caminos ya que cuando esto sucede la Muerte pone fin a la Vida o el bien el inicio de la Vida pone final a la Muerte. Si me falla la rima, siempre me queda la filosofía jajaja.

 Desde la calle Vida si giran a su derecha llegarán a la calle Judería, a estas alturas ya se imaginarán que esta calle se llama así porque era la entrada al antiguo barrio judío.

   De hecho, una de las puertas de la judería, que se cerraban por la noche para tener perfectamente controlada a su población, se cerraba en ese arco que ven, aunque por el otro lado.

   La calle judería está literalmente pegada al Real Alcazar, incluso tiene un acceso directo a sus magníficos jardines que era frecuentemente usado por el Rey. Cuando se daba ese caso, en las ventanas superiores de la calle se aposentaban tiradores como medida de protección a la salida y entrada real. A fin y al cabo las casas de la calle eran propiedad del personal de servicio del Real Alcazar.

   Y hablando de reyes, existe una leyenda que afecta al Rey Pedro I el Cruel del que ya os conté otra famosa leyenda sevillana y que pueden leer si pinchan aquí. Esta vez la leyenda nos dice que el Rey Pedro I tenía una amante fuera del matrimonio (ohh que raro¡¡). El caso es que cuando el Papa se enteró lo quiso excomulgar redactando un documento, pero nadie se atrevía a leérselo a el rey, al fin y al cabo un rey apodado el cruel no inspira mucha confianza.

    Finalmente un valiente cura llamado Marcos aprovechó que el rey estaba de cacería para comenzar a leerle a grito "pelao" el documento de excomunión papal, pero eso sí, desde el otro lado de un río. El rey, sabiendo de lo que trataba el tema, trató de apresarlo, sin embargo el cura salió corriendo y gritando que algún día le terminaría de leerle el documento estuviese vivo o muerto.
  
   Quiso el destino que el pobre cura falleciera al poco tiempo y como no pudo cumplir su promesa en vida ahora se pasea por esta calle en modo fantasma susurrando: "Rey don Pedro, ¿dónde estás para leerte tu excomunión?".

   Aun con varios fantasmas de por medio (algunos desmentidos), siempre es un placer pasear por esta peculiar calle, y si pasan por el arco de la foto accederán a un callejón cubierto que regala una de las FOTOS con mayúscula que todo el que visita la ciudad quiere llevarse de recuerdo...

   Además la calle desemboca en el famoso Patio de Bandera. Esta plaza se llama así porque cuando la visitaba algún rey, todo esos balcones que la rodean se llenaban de banderas en su honor, aunque hay otra versión que nos dice que se llamaba así por una bandera que siempre ondeaba en la puerta de entrada a este patio. De lo que sí estamos seguro es que tal y como dice una placa, fue usado como Patio de Armas del Real Alcázar ya que está dentro de su recinto amurallado.

   Recientemente se han encontrado aquí los vestigios más antiguos de la ciudad, fechados en el VIII ac, pero también restos de edificios religiosos romanos y algunos "jugetes" también romanos que sugieren que en esta zona podría haber estado un prostíbulo.

   Otra curiosidad, ya saliendo del Patio de Bandera en dirección a la Catedral es un pequeño retablo que puede verse a mano derecha. Delante de este retablo dicen que oró el mismísimo Colón antes de embarcarse en su famoso viaje a las Américas...

    
  El Retablo de la Pureza, es realmente antiguo, pero no tanto como para que Colón rezará delante de el mismo. Aun así, esa leyenda salvó el retablo en el siglo XIX cuando pretendían desmontarlo.

   Actualmente está protegido por un cristal que, aunque lo salva de las inclemencias meteorológicas y de los gamberros, también evita que salga bien las fotos ya que cuando no es un reflejo, es un brillo o un desenfoque...pero bueno, esta joya de finales del XVII lo merece.

   Con este retablo llegamos a la Plaza del Triunfo, un lugar privilegiado de la ciudad por ser el único sitio donde se pueden ver los tres Patrimonios de la Humanidad de Sevilla. Sin embargo ya es hora de poner punto y final a la entrada, ha sido un día muy largo y probablemente estarán deseando descansar y tomarse algo, cosa que podrán hacer por ejemplo en la cercana calle Mateo Gago donde podrán encontrar varios sitios para tapear.

   Sin más, os dejo el mapa de la ruta


    Con esto termino la ruta de 1 día por la Curiosidades de Sevilla, más adelante les seguiré contando más secretos de la ciudad para una visita más completa. Hasta entonces espero que les sea útil la entrada.

   Un saludo.

lunes, 31 de octubre de 2016

Ruta de 1 día descubriendo las Curiosidades y Secretos de Sevilla (Parte 1/2)



   Si tienen poco tiempo para visitar la capital hispalense la ruta que les propongo les permitirá pasar un día completo disfrutando de algunos de los más bellos rincones de la ciudad, conociendo sus secretos, y además, como no vamos a entrar en ningún sitio de pago salvo para tomar tapas y alguna que otra cruzcampo, se trata un paseo gratuito que espero disfruten. Al final del post les dejaré la ruta completa en google maps pero básicamente esta primera parte del día consistirá en un paseo desde Puerta Jerez, pasando por Calle San Fernando, el Prado, Parque María Luisa y Jardines de Murillo descubriendo algunos de sus secretos.

   Comenzamos el recorrido en Puerta de Jerez, que tiene parada de metro, o mejor dicho del metro ya que en Sevilla por ahora sólo hay una línea.

   Este lugar está plagado de historia y curiosidades, de hecho ya escribí una entrada completa de la zona por lo que para no repetirme mucho os remito a ella: Puerta Jerez.

   Por cierto no se vayan de Puerta Jerez sin buscar y ver la tumba escondida, creo es un buen introductor a la historia de Sevilla.

   Pueden leer todo lo que se necesita saber sobre ella en este otro post: La Tumba Escondida.

   Una vez descubierto todos sus secretos paseemos ahora por la calle San Fernando. Si han leído la tumba escondida ya sabrán de la gran importancia de este Rey Santo para la ciudad, así que pueden hacerse una idea de la importancia actual de esta calle. Y digo actual porque antiguamente esta calle estaba situada fuera de la muralla que rodeaba la ciudad, y además por aquí corría un arroyo, en aquella época afluente del Guadalquivir, llamado Tagarete y que la "liaba parda" con sus pestilentes aguas estancadas en verano y sus frecuentes inundaciones en invierno.

   Así las cosa, a mediados del XIX se decidió acabar con este problema, se encauzó y se entubó el arroyo y de esta forma la calle de San Fernando pasó a convertirse en una de las principales vías de Sevilla por la que transita diariamente cientos de personas, el moderno tranvía llamado Metrocentro y que está plagada de casas, bares, tiendas y restaurantes enfocados principalmente al turista.

   Como curiosidad os diré que si entran en algunos de estos bares y restaurantes podrán ver los restos de la antigua muralla de la ciudad, en concreto la muralla que rodea el Alcázar que se encuentra justo detrás.

   Por otro lado, las mayoría de las casas que pueden ver en la calle San Fernando son casa antiguas mejor o peor reformadas que se construyeron como vivienda para los trabajadores de la Real Fábrica de Tabacos de Sevilla que es ese gran edificio situado al lado del Hotel Alfonso XIII que ocupa casi toda la parte sur de la calle.

   La Real Fábrica de Tabacos de Sevilla bien que se merece una o varias entradas en el blog, pero en esta, voy a conformarme con contaros algunas de sus curiosidades como por ejemplo tener el honor de ser la primera fábrica de tabacos que existió en Europa y uno de los edificios industriales más antiguos que se conservan . Hay quienes afirma que estamos ante la primera fábrica del mundo.

   Este majestuoso edificio sufrió de lo que yo llamo el síndrome de "Benjamin Button". Veréis, el edificio comenzó a construirse en 1728 y la producción se puso en marcha en 1758 estando completamente terminado en 1770. El problema es que la fábrica se diseñó en un principio para producir tabaco en polvo, pero en los treinta años que tardaron en ponerla en marcha los gustos cambiaron a tabaco de liar y la fábrica no estaba preparada al 100% para este propósito por lo que podemos decir que, era vieja incluso antes de nacer.

   Pero ¿por qué tardaron tanto en construirlo?, bueno sólo hay que fijarse en sus enormes dimensiones, de hecho se trata del tercer edificio más grande de España sólo superado por la Universidad Laboral de Gijón y El Escorial. Precisamente el "blogger viajero" del siglo XIX llamado Richard Fordhablaba de la Fábrica de Tabacos como "El Escorial Tabaquero".

   Otra curiosidad de la Fábrica es que está rodeada en tres de sus lados por un gran foso, el motivo es por seguridad, ya que como les he comentado, esta zona estaba situada extramuros y el tabaco se había convertido en una mercancía muy golosa, de hecho en esa época más de 100 recetas médicas tenían como base el tabaco. Tan codiciado era, que la Fábrica contaba con su propia cárcel para aquellos trabajadores que osaran siquiera llevarse aunque fuera una pizca: 
Llevan las cigarreras
en el rodete
un cigarrito habano
para su Pepe.
   Así las cosas, todos los trabajadores eran sometidos a un minucioso registro antes de abandonar la Fábrica, y aun así muchas veces a las pobres cigarreras las dejaban "limpias" nada más salir por la puerta y no precisamente por los guardas de seguridad de la fábrica, sino por sus propios maridos. Veréis, en la fachada que da a la calle San Fernando existía una muralla pero fue sustituida en 1861 por esta espectacular reja.

    Aquí se agolpaban, aparte de curiosos y viajeros para ver las cientos de mujeres salir, los maridos de las famosas cigarreras, para literalmente "robarles su sueldo" y gastárselo en las tascas de vino.

   Ademas de las presiones internas y externas, las cigarreras trabajaban a destajo durante muchas horas, por un salario inferior al de los hombre y soportando unas calores de aupa, pero a pesar de todo, el trabajo de cigarrera era muy deseado en la ciudad. Estas mujeres gozaban de privilegios muy por encima de muchos trabajos de la época, como por ejemplo el simple hecho de ser mujer trabajadora a principios del XIX, o de gozar de independencia económica del hombre. Además a medida que aumentaban en número también fueron ganando fuerza, y con ellas algunos beneficios sociales como horario flexible de entrada al trabajo, tiempo "libre" para poder amamantar a los bebés (que por supuesto se tenían que llevar a la fábrica), ausencias prolongadas por asuntos personales, y si bien en la fábrica existía una cárcel, también contaba con un hospital privado para sus trabajadores...

Foto Anónima Cigarreras finales del siglo XIX

   Ellas hacían piña, el problema de una era el problema del grupo, daban los trabajos más fáciles a las más viejas, se cubrían unas a las otras y protagonizaron las primeras protestas laborales femenina de la historia para la mejora de sus derechos. Estaban tan orgullosa de su trabajo que incluso salían a la calle con su traje de faena para ser reconocidas en toda la ciudad como cigarreras.

   Además fueron la base para un mito que se ha convertido en uno de los símbolos de nuestra tierra, el mito de Carmen, novela creada por Prospero Merimée en 1845 y que alcanzó fama internacional gracias a la ópera homónima de Bizet  ... ¿quién no ha escuchado alguna vez esta canción....
...o esta alegre marcha: pincha aquí ?.  

   Queda claro la importancia de Carmen para Sevilla, por eso no es de extrañar que la ciudad haya dedicado una estatua a la más famosa de las cigarreras. Eso sí, no se molesten en buscarla por los alrededores de la Real Fábrica de Tabacos sino que para verla deben ir al Paseo de Colón, en concreto a la altura de la Plaza de Toros de la Real Maestranza de Sevilla.

   El motivo por el cual Carmen está mirando la Plaza de Toros lo entenderán fácilmente si conocen la historia de la famosa gitana, sino pueden leer un resumen del acto IV de la ópera aquí. De todas formas, nosotros debemos regresar a la Real Fábrica de Tabaco porque quiero hablarles de una curiosa leyenda que rodea a la escultura más llamativa que pueden ver en la portada del edificio.

   No se trata de un ángel como la mayoría de la gente piensa sino que es la representación de la Fama, una pregonera de los dioses a quien los artistas suelen representar tradicionalmente como una figura femenina, con alas y tocando una corneta que puede ser doble ya que representa la verdad y la mentira, lo bueno y lo malo. Aunque en este caso sólo hay una por lo que suponemos que es la corneta buena....faltaría más.

   Pues bien, según la leyenda algunas veces cuando las cigarreras entraban o salían de la Fábrica de Tabacos, bien solas o en grupos, la estatua hacía sonar su trompeta. Nadie supo nunca por qué sonaba la corneta de forma aleatoria en algunas ocasiones sí y en otras no.

   A mediados del siglo XIX, el edificio de la Real Fabrica de Tabacos se convirtió en la sede del Rectorado y algunas de las facultades de la Universidad de Sevilla, pues bien, cuentan que en los años 80 andaba un hombre mirando la Fama, cuando se le acercó un viejo y le preguntó que qué estaba haciendo. El hombre dijo que estaba esperando a que la Fama tocara la corneta, pero el viejo se echó a reír y le dijo que esperara sentado porque la Fama sólo toca la corneta por un motivo, y este motivo es por felicidad cuando una chica virgen traspasa la puerta...y ya hace 300 años que eso no ocurre...

   En fin, un poco machista la leyenda así que dejemos ya la Fábrica de Tabaco y sigamos caminando hasta el final de la calle San Fernando para llegar a la Plaza Don Juan de Austria y el Prado de San Sebastián. El pasado de este lugar es un claro ejemplo de la expresión popular "una de cal y otra de arena"... pero llevada al extremo. Me explico empezando por "la cal", bueno en realidad nunca sé si lo bueno es la cal o la arena...¡empiezo por la parte positiva de la historia vaya!...

   Veréis, en  la Plaza Don Juan de Austria pueden ver una rotonda muy transitada en cuyo centro hay una fuente. Esta fuente se llama la "fuente de las cuatro estaciones" porque tiene cuatro estatuas que representan las cuatro estaciones del año, pero muchos lugareños la conocen como "la fuente de la pasarela" porque esta situada en el mismo sitio en el que estuvo La Pasarela de hierro desde 1896 hasta 1921..

   Esta pasarela de hierro de 81 tonelada permitía cruzar a los peatones la calle sin interferir en el tráfico, pero lo más curioso es que como en este lugar, que como les he comentado antes estaba situado fuera de la muralla, se celebró la famosa Feria de Abril (desde 1847 hasta 1973),  la Pasarela se convirtió en la portada permanente de la Feria de Abril durante 25 años y como se había cogido cariño a La Pasarela, comenzó a instalarse anualmente una portada de entrada al recinto ferial, tradición que dura hasta nuestros días.

 Hasta aquí la parte buena, vayamos ahora a por "la arena" o parte negativa de la historia, y es que en esta zona estaba uno de los quemaderos de la Inquisición. Aquí traían, para su horrible final a los condenados desde la Plaza de San Francisco, que era donde se realizaban los autos de fe al más puro espectáculo romano, pero lo peor es que la Inquisición estuvo en Sevilla más de 300 años siendo la última condenada de la que se tiene constancia una tal beata Dolores  a la que quemaron precisamente en el Prado de San Sebastián en 1781, aunque eso sí, previamente había sido ajusticiada por "garrote vil". En el año 1809 fue derribado por fin el quemadero, pero sólo 38 años antes de que se instalase la Feria de Abril en el mismo lugar... ¿todavía piensas que somos mucho mejor que los antiguos romanos?...

   Como curiosidad os diré que la Feria se trasladó a Tablada en el 1973...y resulta que Tablada se llama así por los tableros que montaba la Inquisición para quemar a los herejes y es que esta zona también fue un quemadero en Sevilla por lo que existe una extraña relación entre la Feria de Abril y la Inquisición, ¿no creen?.

   Por suerte todo eso es historia pasada, y si pasean hoy en día por los jardines del Prado de San Sebastian podrán encontrarse un espacio verde que la ciudad suele dedicar a diferentes actividades. Por ejemplo si visitan la ciudad desde mediados de septiembre hasta finales de octubre podrán disfrutar del Festival de las Naciones,  una feria con productos de artesanía y comida de hasta 50 países del mundo de los 5 continentes amenizada con actuaciones musicales y de otros artistas para el disfrute de los visitantes. O por ejemplo si vienen en navidad podrán encontrar el llamado Gran Parque de Navidad , un mercadillo navideño con cabañas de artesanía, una pista de patinaje pequeña para niños y la mayor pista de hielo al aire libre de España para los adultos, junto con otras atracciones como una gran noria o carruseles.

   No me habré pegado tortas ya en la pista de las narices...Pero en fin, siguiendo nuestra ruta, lo mejor que pueden hacer ahora es darse una vuelta por la que es sin dudas la plaza más bonita de Sevilla y una de las más bonitas de nuestro país, La Plaza de España de Sevilla. A ella dedique todo un post para descubrir sus curiosidades y secretos así que os invito a que lo lean: La Plaza de España de Sevilla.

   Y cualquier visita a la Plaza de España debe ser acompañada obligatoriamente por un relajante paseo por el parque urbano preferido de los Sevillano el Parque de María Luisa. Este "central park" sevillano bien se merece descubrirlo con calma ya que está plagado de rincones preciosos ideales para pasear con los peques, hacer algo de deporte o incluso para instruirse ya que el parque acoge al Museo Arqueológico y el Museo de Artes y Costumbre Populares.

   Uno de los secretos oculto del parque es el storyboard de Don Quijote de la Mancha, un "comic" sobre la famosa historia del caballero andante hecho en cerámica. Si quieren saber dónde encontrarlo pinchen aquí.

   Tampoco dejen de buscar y subir a el Monte Gurugú con su cascada de agua, sus vistas mirador  y su densa vegetación es uno de los lugares mágicos del parque, además si eres un buscador geocaching en el monte encontrarás uno, seguro que también hay pokemon pero eso lo dejo para las nuevas generaciones.

   Hablando de nuevas generaciones, el lugar preferido del parque para los más pequeños y los no tan pequeños es el llamado estanque de la isleta de los patos

   En dicho estanque hay dos "islas", una exclusiva para las aves para que puedan descansar de tanto humano suelto, y otra para nosotros que es accesible mediante un pequeño puente. Pues bien, en dicha isleta podrán ver uno de los rincones más bonito del parque, un templo de planta hexagonal con arcos de herraduras conocido como el Pabellón de Alfonso XII y se trata de uno de lugares más antiguo ya que perteneció a los Jardines del Palacio de San Telmo que ya existía en este lugar antes de proyectarse el parque de María Luisa. Por cierto, los jardines del Palacio de San Telmo eran privado, y fue la infanta María Luisa quién los cedió a la ciudad, que los transformo en un lugar predilecto para sevillanos y quienes recuerdan el gesto de la infanta en el nombre del parque.

   Pero volviendo al templete, una curiosidad es que según la leyenda aquí fue donde el rey Alfonso XII se declaró a María de las Mercedes...

   Otra pequeña curiosidad de la Isleta de los Patos es que está rodeada de roca rústica plagada de restos de fósiles y conchas marinas.

   Y si además es usted un apasionado de los árboles probablemente aquí terminará su ruta porque el Parque de María Luisa cuenta con un itinerario botánico (aunque con unos carteles que están bastante deteriorados todo hay que decirlo) que les permitirá conocer algunas de las casi 100 especies diferentes de un parque que cuenta con más de 6.000 ejemplares, muchos de ellos monumentales. Si quieren descubrir algunos de estos majestuosos árboles les invito a que lean esta bonita entrada del blog Los Árboles Invisibles.

   Si embargo es hora de proseguir con nuestra ruta, y para ello volvamos sobre nuestro pasos hasta el Paseo de Catalina de Ribera para descubrir varias curiosidades. Por ejemplo una de las cosas que podréis ver muy cerquita de la ya conocida calle San Fernando es esta placa de azulejos, que tiene más de 45 años...

   Como pueden leer, esta placa nos dice algo que ya saben, que por aquí estaba la vieja Feria de Abril, y además nos remite a un artículo de gran poeta Gustavo Adolfo Bécquer que al parecer era un feriante de aupa. El artículo en cuestión se publicó el 25 de abril de 1869 y lo curioso del asunto es que Béquer, aunque alaba la magnificencia de la Feria, se quejaba de lo mucho que se había modernizado y a la vez perdido las tradiciones de la feria original...y eso que sólo habían transcurrido 22 años...¡¡¡si levantara la cabeza hoy en día¡¡¡¡

   Otro de los secretos que se esconde en el Paseo de Catalina un poco más adelante son un par de "bancos calendarios". Están hechos de obra alicatados y ya tienen casi los 100 años (y se nota la edad), pero lo curioso es que si se fijan en la zona inferior debajo del asiento, podrán ver un calendario con todos los meses del año en donde se aprecian dos niños realizando escenas típicas para cada mes...


 ...al fin y al cabo ¿quién no dedica un rato hoy en día a pisar uvas en octubre? jeje. Bueno, si siguen paseando, les llamará la atención un gran monumento situado a su derecha en el centro de los Jardines de Murillo, tiene 23 metros de altura y se trata, aunque no lo parezca a primera vista, de una fuente monumental dedicada a Cristobal Colón y realizada en año 1921.


   En Sevilla existen hasta 4 monumentos dedicados a Colón, al fin y al cabo sus restos descansan en la Catedral (polémicas aparte), pero lo curioso de este en particular, es que resulta complicado descubrir al protagonista del monumento. Arriba de las columnas hay un León que sostiene la bola del mundo, símbolo del Imperio Español, en el medio una carabela con los nombres de los Reyes Católicos a ambos lados y en la base está el escudo de los Reyes Católicos por un lado  y en el otro lado por fin un pequeño medallón con el retrato de Colón.

   Hay incluso una broma (sin mucha gracia la verdad)  que consiste en que cuando se le explica a un foráneo que este es un monumento dedicado a Colón, frecuentemente el de fuera suele preguntar: "Pero bueno ¿y donde está Colón?" a lo que se responde rápidamente que: "A Colón se lo comió el león".

   Después de este increíble chistaco, si siguen un poco más adelante, les volverá a llamar la atención otros monumentos gigantes, pero esta vez naturales ya que son varios ejemplares gigantes de árbol de las lianas o higuera australiana (Ficus Macrophilla)



   Estos espectaculares árboles invitan a fotografiarnos con ellos, no en vano uno puede perderse entre sus raíces y en Sevilla se han adaptado perfectamente al clima estando repartidos con éxito por varios puntos de la ciudad.

   Una curiosidad de esta especie es que de sus ramas brotan raíces aéreas o lianas (de ahí su nombre) que a veces conectan con el suelo formando verdaderas columnas. Otra curiosidad es que por su porte uno podría pensar que el árbol tiene mil años o incluso más, y sin embargo por la antigüedad de los jardines se cree que no son ni centenarios.

   Precisamente respecto a los Jardines de Murillo deciros que están situados junto a la muralla de los Reales Alcázares y de hecho formaba parte de los jardines privados del Rey hasta que fueron cedidos a la ciudad por el Rey Alfonso XIII en 1911, fecha en la que se construyó el muro que los separa de los Reales Alcázares.

   Como dato friki deciros que en los últimos años estos jardines han sido cerrado en varias ocasiones para favorecer el rodaje de distintas películas y series, la más famosa como no "Juego de Tronos", pero también recientemente ha cerrado para el rodaje de "Esmerald City", otra serie norteamericana basada en el "maravilloso mago del Oz" que se estrenará en el 2017.

   Bueno si han seguido la ruta hasta ahora se merecen un descanso, quizás tapear algo y tomar alguna que otra cruzcampo. Para ello les propongo que vayan al final del Paseo de Catalina de Ribera hasta la calle Cano y Cueto. En esta zona hay varios bares de tapas con terrazas muy agradables, escojan uno y repongan fuerzas para la segunda parte de nuestra visita que publicaré en unos días, mientras tanto os dejo con el recorrido completo.



   Nota: Dentro del Parque María Luisa no he establecido una ruta concreta, lo mejor es que lo exploren a aire.

   Espero que les haya gustado, un saludo.